Cinco pasos para montar tu oficina en casa

tu oficina en casa decorar

Tener tu oficina en casa no es tan malo como parece. Si, es posible que desconectar sea un poco más difícil. Al fin y al cabo, vives prácticamente en tu oficina. Pero también puede ser la mejor idea del mundo si sueles llevarte el trabajo a casa, o simplemente trabajas desde casa. Tener tu propio espacio de trabajo te va a ayudar a ser más productivo, y al ser una zona diferenciada de la casa, cuando acabes de trabajar sentirás que desconectas de verdad.

Dormitorio y oficina, nunca juntos

Es habitual ver dormitorios en los que se ha colocado una mesa de trabajo. ¡Error! El descanso nunca debe verse relacionado con el trabajo, por ello es mejor usar estancias que tengas en desuso, como una habitación de invitados.

Con luz natural, mucho mejor

Por muy buena iluminación que tengamos, la luz natural no puede comparase con nada. Nos da vida y hace que nos sintamos con más energía. Por esa razón es muy importante elegir un rincón de nuestra casa donde entre la luz del sol.

Ten un reloj cerca

Tener tu oficina en casa puede tener un inconveniente: no desconectar nunca. Es importante que coloques un reloj a la vista –en la pared, por ejemplo- y te marques horarios de entrada y salida, así como de descanso.

Tu espacio, ordenado

Aunque trabajes en casa, el orden no debe de ser algo secundario. Tener tus papeles desordenados solo hará que todo sea más caótico. Apuesta por estanterías y cajoneras que decoren tu espacio además de organizarlo.

Decóralo, pero no de cualquier manera

Al igual que con el resto de la casa, decorar tu oficina es igual de importante que decorar tu habitación. Debe ser un espacio acogedor, donde te encuentres cómoda y a gusto para trabajar.

Fuente: El Mueble

Por Carlota Rodríguez

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *