Cinco claves para reducir el consumo de azúcar que no ves, pero te comes

negin mirsalehi guiso influencer

Por fin comer sano está de moda. Cada vez más personas se pasan al estilo de vida saludable, dejando a un lado ultra procesados y abrazando la comida real. Parece fácil, sin embargo, evitar esos alimentos y reducir el consumo de azúcar es difícil, por que casi siempre son muy reconocibles. Cereales, galletas, fritos… son solo algunos que podemos enumerar. Todos ellos los identificamos de la misma manera: altos en grasas y azúcares. Pero ¿qué hay del azúcar que no vemos?

Aprende a identificarlo

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda tomas 30; 25, 20 gr al día a hombres, mujeres y niños respectivamente. Esto equivaldría a antre 4 y 6 cucharaditas de café. Pero no todos los azucares son iguales. La OMS distingue los azucares libres o añadidos de los ya existentes en la propia comida, como puede ser en el caso de la fruta. ¿Y cómo evitamos estos azucares libres que no aportan nada a nuestro cuerpo? Aquí unos tips para reducir el consumo de azúcar:

Para empezar, prestando mucha atención a las etiquetas. Mas de un 6% por 100gr se considera alto en azucares, entraría en la categoría de ultra procesado. Aprende a leer los ingredientes, el azúcar tiene muchos sinónimos. Normalmente aparecerán palabras como fructosa, aunque también pueden aparecer como ingredientes la miel o derivados, puro azúcar. Huye de los productos light, aunque suelan tener menos calorías no significa que sean más saludables ni mucho menos, ya que añaden azucares para aumentar su sabor. Di no a los ultra procesados, productos precocinados y “fáciles” que suelen estar llenos de azucares y grasas añadidas. Por último, ten cuidado con las salsas y aliños, que suelen llevar más azucares de los que pensamos.

Siguiendo estos consejos, estamos seguros de que tu compra será mucho más saludable. Pero, sobre todo, siempre sabrás cuando estas ingiriendo o no azúcar. No se trata de no consumirla nunca, si no de disfrutarla siendo consciente. 

Fuente: Negin Mirsalehi

Por Carlota Rodríguez 

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *