Mantener tu piel protegida en verano es muy importante, ¿cómo?

¿Cómo mantener una piel protegida?

Debemos mantener nuestra piel protegida y cuidada durante todo el año. Tanto en verano como en invierno. Aunque es verdad, que en verano nuestra piel está expuesta a mucha más exposición solar y contaminación. Es por ello, que debemos mantener la piel protegida e hidratada. ¿Quieres saber cómo?

Por las mañanas

Nosotros te recomendamos empezar el día lavándote la cara con agua tibia. El agua demasiado fría o caliente podría resultar perjudicial para la piel. De esta forma, eliminaremos cualquier rastro de crema del día anterior. Es importante que al secarte la cara no frotes, sino que lo hagas a pequeños toquecitos. No olvidarnos de usar agua micelar (aplicada con un algodón) para eliminar definitivamente todo el exceso.

Lavar la cara con agua tibia

Lo siguiente sería utilizar un sérum. Se trata de un suero que tiene posee algunos principios activos de forma mas concentrada, haciendo que su efecto sea mucho mas efectivo que el de las cremas. Pero no por ello debemos pensar que es un sustituto de las mismas. Aunque se suele usar por las noches, también se puede aplicar por las mañanas.

Este sería el momento para añadir esas cremas que sirven para determinadas imperfecciones, o las antiojeras. Por último, una crema (adaptada a las características de nuestra piel), siempre con protección solar.

Durante el día

Si notamos la piel cansada durante el día, podemos ayudarnos de un pequeño truco. Ahora hay productos que nos ayudan a conseguir un extra de hidrataciones o a calmar la piel, haciéndola que se sienta más confortable. Se trata de unos tónicos o brumas. Las encontramos en formato pulverizador, y con tanto solo 2 – 3 aplicaciones notaremos la diferencia.

Por la noche

Tipos de cremas según tu piel

Es muy importante que nos desmaquillemos todas las noches. Con agua tibia, usaremos un jabón especifico para la cara (que no sea dañino para nuestra piel) para eliminar todo el maquillaje y las impurezas que se nos han ido acumulando durante el día, en la cara y el cuello. Seguiremos con un algodón con agua micelar (aquí comprobaras que es muy importante su uso, fíjate bien…).

No se nos debe olvidar el sérum, y debemos dejar que se seque bien antes de añadir las demás cremas. En esta ocasión, en vez de una crema hidratante, recomendamos que uses una acorde a las necesidades que te pide tu piel. Un ejemplo, es la crema para eliminar rojeces, o señales de antiguas imperfecciones.

Parecen demasiadas cosas, pero una vez que lo coges de rutina notas muy rápido la diferencia. ¿A quién no le gusta tener una piel bonita? Pues con estos trucos seguro que la consigues…

Trucos extra para una piel protegida

  1. La mejor manera de mantener una piel cuidada e hidratada por fuera, es hidratarla por dentro. Es por ello, que beber agua es muy importante para nuestra piel.
  2. Si eres muy propenso a que te salgan rojeces por la exposición solar, está la opción de recurrir al protector de pantalla total. Así nos aseguraremos de que nuestra piel está bien protegida de la radiación solar.
  3. Siempre que podamos, es bueno que lavemos nuestra cara y la dejemos respirar. Es decir, eliminar todo exceso de maquillaje. Por ello recomendamos que si vamos a estar mucho tiempo en casa, sería recomendable desmaquillarnos.
  4. Es importante que sepamos que tipo de cremas nos vienen mejor para nuestra piel. Si necesitamos hidratarla, cubrir imperfecciones, signos de edad, etc… Adaptaremos los productos a las características de nuestra piel.

Fuente: imágenes propias, Pexels.

 

 

También te puede interesar

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *