Mascarillas faciales: complemento de belleza. ¿Qué son? ¿Para qué sirven?

Diferentes tipos de mascarillas faciales

Las mascarillas faciales no son algo nuevo. Y es que… ¿quién no ha querido hacer en casa la típica escena de película? Sí, esa que la chica lleva puesta una mascarilla con rodajas de pepino en los ojos… ¿Quieres saber para que sirven? ¡Te lo contamos!

¿Qué son las mascarillas faciales?

Qué son y qué propiedades tienen

Las mascarillas faciales no solo aportan beneficios a las capas exteriores del rostro, sino también a las capas más profundas. Además, ofrecen protección y nutren la piel, manteniéndola saludable.

Son un producto cosmético que se emplea de manera puntual. Sirven como complemento a nuestra rutina de belleza diaria. Antes de usarlas, debemos saber que tipo de piel tenemos. Así, podremos seleccionar una que contenga los activos necesarios para mejorar nuestra dermis.

Las principales propiedades que nos aportan es que purifican, hidratan e iluminan nuestra piel. Gracias a esto, luciremos una piel mucho más bonita. Además, se pueden usar para todos tipos de piel (grasa, sensible, seca o mixta).

Diferencia con las cremas convencionales

La principal diferencia que tienen las mascarillas con las cremas de uso diario es que ofrecen un extra de propiedades a la piel. Las cremas son de uso diario. Son las que día a día nos aportan la hidratación que necesitamos. A diferencia de las mascarillas, que son un tratamiento de belleza SOS, un extra que le das a tu piel en momentos en los que de verdad lo necesita. Si se usa en exceso, perderá su eficacia y dejará de funcional.

Aplicar mascarillas faciales

Tipos de mascarillas faciales

Podemos encontrar diferentes tipos de mascarillas faciales:

  • limpiadoras profundas: son las que ayudan a limpiar los poros y previenen espinillas
  • exfoliantes: mascarillas realizadas a base de extractor vegetales con enzimas que eliminan las células muertas. Son especialmente importantes es pieles grasas
  • humectantes y nutrientes: aportan humedad a las capas más profundas de la piel
  • purificadoras: con algas y aceites esenciales, ayudan a energizar la piel y aportan luz
  • tratamientos especiales: ayudan a distintos tipos de problemas de la piel. Uno de los ejemplos más famosos son las mascarillas con ácido glicólico
  • mascarillas para los ojos: ayudan a combatir los ojos inflamados

Receta de mascarilla facial casera para hidratar

¿Mascarilla facial de aguacate? ¡¡SÍ!! El avocado no solo sirve para las tostadas y ensaladas… Necesitaremos: 1 aguacate entero y leche. Simple…

Mascarilla facial de aguacate

Tendremos que machacar el aguacate y mezclarlo con leche. Remover hasta que quede una pasta, aplicar sobre el rosto y cuello y dejarla reposar durante 20 minutos. ¡LISTO!

Como aplicar la mascarilla facial

Antes de aplicar la mascarilla facial es importante tener las manos limpias. La aplicamos sobre la piel seca, dejándola actuar los minutos que sean necesarios. Es importante aplicar la mascarilla con ligeros masajes circulares en el rostro, aumentando así la circulación de la zona. Cuando haya pasado el tiempo, debemos aclararla con agua templada y secas a toquecitos con una toalla. Después, podremos seguir con nuestros productos de belleza.

Fuente: Pixabay

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *